Innopolítica

Por: Martín Alejandro Segovia

Soy un hombre que piensa desde la experiencia híbrida de la mujer que represento y la que seguirá habitando en mí, en cierta medida, porque así fui criado. Hoy, en la identidad de género que soñé vivir y sentí desde siempre que no me atrevía expresar, he transformado mi identidad política con el propósito de trascender paradigmas propios y auto desafiarme en la búsqueda de nuevas alternativas que iluminen los caminos de las voces que alguna vez han sido silenciadas.

La antorcha de la conquista de los derechos como minorías, la debemos tomar con empoderamiento y convicción extra visual, quiere decir, creer en lo que soñamos y aún no vemos con nuestros ojos físicos. Hemos de reflexionar sobre las múltiples acciones identitarias que, como personas trans, hoy en día podemos desarrollar y disfrutar, identificando el trabajo arduo, el dolor y la visión de nuestros antecesores.

Es aquí cuando identificamos que Trans-formarnos se opone a lo estático, exige la dinamización de las representaciones que nos integran desde la base estructural con la decodificación de los mensajes diseñados por las instituciones sociales, la familia, la escuela y la comunidad, aquellas que nos moldean en nuestra etapa inicial, formando mapas de paradigmas mentales que condicionan nuestros comportamientos, relaciones, la forma de ver el contexto y, al mismo tiempo, se estructuran principios y valores que nos acompañarán para toda la vida.

Gracias a los paradigmas propuestos por modelos prediseñados de las instituciones sociales, entramos en la autonegación de nuestros propios derechos conquistados, un negacionismo que nos rebasa la identidad pura y nos convierte en la máscara ceremonial mejor elaborada por otros, pues, “cuando obedecemos, los demás están contentos”, y Yo, muy seguramente a este punto, con la existencia conmovida por la insatisfacción de sentir que hay algo más, pero temblando de miedo sobre lo que la coherencia me exigía.

Coherencia, algo por lo que sólo aquellos que atendemos el llamado de la inconformidad decidimos emprender la búsqueda. En el estado de coherencia, nos encontramos en nuestra esencia sin arquetipos; una vez estamos ahí, buscamos la manera de flexibilizar nuestros nuevos mundos e intentamos acceder a lo que antes solíamos hacer, cuando verdaderamente la realidad es otra más cruda: dijimos Sí a nosotros mismos y desde la nueva perspectiva paradigmática, mirando al antiguo mundo, nos encontramos con las puertas cerradas para no volver, candados puestos por todas partes, y lo único a lo que me inspiraban era a encontrar la llave.

En este momento histórico de la sociedad del conocimiento y redes, hemos logrado trascender paradigmas locales e institucionales, una aldea global, como lo enuncia Marshall McLuhan, que desafía estructuralmente los esquemas rígidos de los contextos próximos y los lleva a flexibilizarse para identificarse con características interseccionales con incidencias transfronteras, entrando en la búsqueda de la trascendencia tribal, para identificar nuevas propuestas sociales que nos permitan vivir en armonía con quienes somos. Aquí, en esta aldea global, organizamos tribus con identidades políticas claras, lo que la coherencia activa dentro de las personas que hemos decidido vivir en esencialidad y vivimos con el propósito de dejar un legado de acciones de poder y transformacionales para las siguientes generaciones.

¡Debemos Visualizarnos! Desde todos los escenarios de la sociedad y formar representaciones políticas que empiecen a trazar las autopistas de nuestros derechos, que nos enlacemos desde nuestras diferentes identidades políticas interseccionales, articulando las instituciones sociales con los recursos de trascendencia personal y empoderamiento individual. Dichas identidades políticas, están íntimamente relacionadas con el plano de autorrealización auténtica como individuos empoderados y coherentes que participan como ciudadanos en pro de la construcción de nuevos paradigmas de equidad y justicia, porque haya un valor de pertenencia y arraigo Transformacional en la construcción de estrategias dinamizadoras de integración e inclusión como parte de la visión evolutiva de la ciudadanía y la sociedad.

Share
Share