Innopolítica

Nadie se imaginaría que el brote de un virus podría llevar a la humanidad a la pandemia más grande en los últimos cien años, y es que el 2020 fue el año que trajo consigo un sinfín de retos, de sacrificios, el 2020 fue una montaña rusa de emociones cargada de subidas y bajadas desmedidas, fue sin lugar a dudas el túnel en el cual hasta ahora empezamos a ver a luz, en el que puso a prueba a 7 billones de personas en el mundo, y 50,3 millones en Colombia, haciéndolos afrontar sin ninguna conciliación todo tipo de temores.

Suena increíble, pero el 2020 marcó para siempre un antes y un después en la vida de cada persona, pues puso a prueba a todos los habitantes del mundo sin distinción alguna, pero sobre todo nos llevó al límite del abismo, aquel que nos hizo soñar despiertos por el deseo de devorarnos el mundo.

Hay un dicho que dice “verle siempre el lado bueno a lo malo” fue la frase que por meses rondaba la cabeza de millones de personas, y es que de eso sí que sabemos los latinoamericanos, pues somos sinónimo de perseverancia y de berraquera, ver el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío, y de afrontar las dificultades, a veces con temores, pero siempre luchando contra toda adversidad. Y es que el 2020 no fue del todo malo, pues, aunque nos puso a prueba y nos llevó hasta nuestros limites, también nos hizo recordar la razón por la cual día a día nos levantamos a seguir luchando por nuestro país, por nuestro continente.

Como el ave fénix que renace de las cenizas nos pusimos la camiseta para seguir trabajando, por los jóvenes, por la mujeres, por los líderes y por la pasión que nos une, “la política”, con el fin de devolverles la esperanza y las ganas de seguir construyendo sociedad, construyendo país, a cada una de las personas que confiaron en nuestra escuela, porque en Innopolítica creemos en una sociedad participativa e interesada por los procesos democráticos, trabajando por el deseo de cambiar las realidades y la cultura política de la sociedad Latinoamericana.

Nos reinventamos para innovar, convirtiéndonos este año en la plataforma de educación digital y, por ende, la escuela líder de innovación política a nivel iberoamericano. Sacamos lo mejor de nosotros renovando en el campo de la política, y es que, culminamos con 11 diplomados en comunicación política, gobernanza estratégica, participación ciudadana, empoderamiento femenino, lucha contra la corrupción entre otros; así mismo hicieron parte más de 2200 estudiantes a nivel iberoamericano con profesores de alta calidad a nivel nacional e internacional de países como Ecuador, Argentina, México, España, E.E.U.U, República Dominicana, Puerto Rico y Colombia, y con grandes convenios académicos como los suscritos con la George Washington University, la universidad Camilo José Cela de España, la universidad Libre de Colombia. Del mismo modo, publicamos la edición especial de la revista Innopolítica llamada “La nueva normalidad política”, donde grandes exponentes de la política en Iberoamérica hablaron de los últimos hechos relevantes e históricos a nivel mundial.  

Seguiremos trabajando en el marco de las Tics (Tecnología de la información y la comunicación), para llevarles un servicio de primer nivel en la profesionalización y tecnificación del ejercicio político y ciudadano, porque Innopolítica más que una iniciativa empresarial es una realidad que cambia sueños en el público latinoamericano y ayuda a democratizar el acceso al ejercicio político y ciudadano en el continente americano.

Queremos darles nuestros más sinceros agradecimientos a todos los colaboradores que hacen posible Innopolítica, a los estudiantes a nivel iberoamericano que confiaron en nosotros, a los docentes que enriquecieron los procesos formativos con sus conocimientos, pero sobre todo a quienes desde el comienzo confiaron en nosotros y hoy hacen parte de nuestra comunidad VIP de Innopolítica. Gracias por pertenecer a esta gran familia, esperamos y aspiramos que en este 2021 abrir nuestras puertas a decenas de miles de ciudadanos iberoamericanos interesados en convertirse en los líderes que generan cambios estructurales en la política sus países.

Share
Share